Los ocultadores de IP son útiles

Cuando alguien roba su identidad, está jugando con algo que es muy valioso para usted. El valor de esta información es aún más importante para usted ya que es algo que podría ayudarle a establecer un nuevo negocio exitoso. El problema es que con los ocultadores de IP, usted está jugando con la información que le permite ejecutar su negocio sin un beneficio seguro. Cuando te tropezaste con un programa de afiliados que garantizaba un porcentaje del dinero que ganaban los distribuidores, probablemente estabas buscando dinero rápido y no te lo pensaste dos veces. El hecho de que no hayas comprobado la empresa antes de unirte es prueba suficiente de lo peligrosos que pueden ser estos esquemas. Dado que este tipo de delitos va en aumento, es importante que aprenda a protegerse del fraude.

Lo primero que debe hacer es proteger su propia identidad. Como todos sabemos, Internet es cada vez más sofisticado con cada día que pasa. Cuantos más datos contiene, mejor es su capacidad de procesar y más rápido lo hace. Internet no es algo que pueda ser dominado por una sola empresa. Si, sin querer, te encuentras en una mala situación porque te han engañado para que des tu información personal, no se te puede culpar. Tómate unas cuantas consideraciones antes de regalar tu nombre y tu dirección IP de Internet.

La segunda medida que debes tomar es no proporcionar nunca tu dirección IP a otra empresa. Cuando descargues cosas de Internet, asegúrate de escanearlas primero. Porque una vez que está infectado, no puedes estar seguro de la profundidad del virus. Si no has realizado escaneos en tu propio ordenador, no deberías sorprenderte cuando veas cosas que no esperabas que ocurrieran. A menos que estés realizando actividades maliciosas, no deberías tener ningún problema con esto.

Lo último que necesita es ser víctima de un robo de identidad. Por muy accidentadas que sean sus acciones o por muy maliciosas que sean las intenciones de los demás, es algo que hay que prevenir. Permitirse ser una víctima sólo empeora las cosas cuando lo que tenía era su propia identidad. Una vez que la tengan, tendrán lo que necesitan para usarla contra ti, que podría ser cualquier cosa, desde usar tu dirección IP hasta bloquear tu acceso a Internet por completo. Si no quieres que esto ocurra, tienes que evitarlo. Esto puede hacerse suscribiéndose a un servicio de robo de identidad. Una vez que veas un correo electrónico que no crees que sea real, puedes decidir si quieres participar o no. No querrás dar tu nombre ni tu dirección IP de Internet porque esta información puede ser utilizada en tu contra. La cuña se hace aún más fuerte cuando empiezan a pedirte más información, como tu nombre y tu dirección.

Cuando veas un correo electrónico con un enlace que no parece correcto, no hagas clic en él. Incluso si te pide tu número de cuenta, contraseña o cualquier otro tipo de información personal sensible. No hay nada malo en proporcionar esta información si ya se la has proporcionado. En caso de que no lo hayas hecho, entonces no les has dado la información que necesitan. Los niños que están en los ordenadores todo el día ven cosas que no sabían que existían. Cuando están en un sitio que tiene material inapropiado, pueden verse tentados a mirarlo.

Realiza la transacción una vez que estés seguro de que el sitio es seguro. No querrás caer en el lado malo de algo que has estado haciendo por diversión. Esto puede convertirse en un hábito y ni siquiera lo sabrás porque estará oculto en el enlace en el que harás clic. Además, presta atención a los enlaces en los que vas a hacer clic. Si no te parece correcto, no hagas clic en él. No hay nada malo en dar tu información, pero debes saber que hay una desventaja en hacerla pública. Deberías pensar en lo que podría pasar si alguien se hiciera con la información de tu cuenta.

Esto es lo mismo que ocurre cuando estás en Internet. Puedes descargar e instalar fácilmente software sin dar demasiada información. Esto puede ser peligroso, pero no puedes escanear tu ordenador con software espía sin tener que exponer tu ordenador a elementos dañinos. Si estás atento a la hora de dar tu información sensible, como la dirección IP de tu ordenador, podrás evitar problemas.

Enmascara tu dirección IP utilizando un servidor proxy. Esta es una forma de asegurarse de que nadie pueda ver su dirección IP exacta. Si quieres seguir este camino, asegúrate de que el servidor proxy es de confianza. Esto se debe a que si está comprometido, tu ordenador corre el riesgo de ser infectado con software malicioso. Esto se puede evitar utilizando un servidor proxy legítimo que escanee tu ordenador en busca de adware, spyware y virus. Una vez que esté limpio, podrás continuar con la descarga. El servidor proxy se asegurará de que nadie pueda ver su dirección IP exacta.